martes, agosto 30, 2016

La gimnasia y la magnesia

Viene a cuento este título de una de las medidas “estrellas” de Ciutadans (sí, ése era el nombre primitivo del partido antinacionalistas fundado por Albert Rivera), a saber, hacer del inglés la lengua vehicular en las escuelas de toda España, medida que curiosamente cuenta con grandes defensores que invocan la “universalidad” del inglés y que en otros países de nuestro entorno también se enseña inglés en las escuelas, hablan de unas estadísticas según las cuales se consigue mucho mejor sueldo sabiendo inglés que ignorándolo o aducen que ese método de enseñanza permitirá a los padres ahorrarse un montón de dinero en academias de idiomas.

Y a poco que uno tenga conocimiento de idiomas, de países extranjeros, de métodos de enseñanza y de cómo se están impartiendo los programas de bilingüismo existentes hasta la fecha, nos damos cuenta de que, una vez más y para no perder la costumbre, estamos confundiendo la gimnasia con la magnesia y, aunque algunos no se hayan enterado, no es lo mismo, ni de lejos.

Una cosa es aprender inglés para lo cual me parece perfecto que se enseñe (inglés o cualquier otra lengua extranjera de elección de los padres) en las escuelas (cosa que con mejor o peor fortuna se lleva haciendo muchísimos años) y otra cosa, muy distinta por cierto, es que el inglés sea "lengua vehicular" lo que significa que además de aprender el idioma (y nociones de historia y cultura de dicho idioma) se va a utilizar para aprender otras materias diferentes de la propia lengua en sí, como pueden ser la biología, las ciencias naturales o el conocimiento del medio.

¿Problemas? TODOS no siendo el menor de los cuales el hecho de que la mayoría de los padres no tienen conocimientos de inglés en dichas materias por lo que cualquier pregunta de sus hijos sobre las mismas quedará sin respuesta. Pero lo auténticamente dramático es que la inmensa mayoría de los profesores no tienen conocimientos suficientes de inglés para impartir sus clases de esas materias porque no es lo mismo "saber hablar inglés" que "saber hablar de biología en inglés".

Lo más curioso de todo es que los colegios trilingües privados imparten en lengua extranjera materias como plástica, deporte o música mientras que en los públicos lo que se imparte son asignaturas de calado como dije anteriormente. ¿De verdad creéis que podemos fiarnos de los conocimientos de inglés que se van a conseguir con esa medida?

Y lo que, de verdad, más llama la atención es que la mayoría de los defensores de semejante absurda medida (muchos de los cuales son monolingües con ostentación) no se acuerdan para nada del “derecho constitucional de los padres a que sus hijos sean educados en castellano”, derecho que por cierto, y supuestamente, motivó la creación de Ciutadans.

Ahhhhhhhh ¿que ese derecho sólo funciona cuando la lengua vehicular es el catalán??? Entonces... ¡apaga y vámonos! ¡¡¡eso va a ser!!!

No hay comentarios: