lunes, noviembre 16, 2009

Presentación de "El leonés en el siglo XXI"

Cumu prometíu eiquí vos deixu l'artículu espublizáu en La Crónica nel que remarquéi cun negrinas los párrafos más interesantes.

Dimpués de tóu, paez que pa los profesores de la Universidá los aspeutos gráficos (creigu que Morala refierse a los dos puntines) nun son tan importantes cumu quieren facernos creere d'algunos.

¡Ah! y tamién sedría interesante que dalgunos (subre tóu los qu'escriben nos meyos de comunicación) pescanciaran que pa los profesores de la Universidá nun paez qu'esista esu de "l'asturleonés" ya que falan de "asturiano" y "leonés" ¿pur quéi sedrá?

Vosoutros diréis lu qu'opinais:


LENGUA / Publicación (
http://www.la-cronica.net/2009/11/14/vivir/internet-ha-dado-espacio-a-lenguas-muy-minoritarias-57239.htm)

“Internet ha dado espacio a lenguas muy minoritarias”

El profesor José Ramón Morala presentó el libro ‘El leonés en el siglo XXI’

Joaquín Revuelta / León - La Crónica - 14.11.2009

El leonés en el siglo XXI (Un romance milenario ante el reto de su normalización)’ es el título de la nueva publicación del Instituto Castellano y Leonés de la Lengua que ayer fue presentada en la sala Región del ILC con la presencia del diputado de Cultura, Marcos Martínez, del director del mencionado Instituto, Gonzalo Santonja, y del editor y co-autor de la publicación, José Ramón Morala, que recordó que este trabajo es e lresultado del simposio celebrado entre los días 6 y 7 de mayo de 2008 que se enmarcaba en la línea abierta por otro anterior que tuvo lugar en marzo de 2006, coincidiendo con el centenario de la publicación de la obra de Ramón Menéndez Pidal ‘El dialecto leonés’, cuyas conclusiones también aparecieron en un libro que vería la luz en 2007. A diferencia de aquel primer simposio, que miraba al pasado, el celebrado en 2008, que se recoge en la publicación presentada ayer, ha querido abordar el reto de analizar qué papel puede jugar el leonés en el siglo XXI y cuál es o puede ser su presencia en la sociedad actual, como muy bien apuntan Santonja y Morala en el prólogo del libro. “En 2006 nos planteamos algo que parecía obligado y que era estudiar esos cien años a partir de la publicación en 1906 de ‘El dialecto leonés’ de Menéndez Pidal, una obra que ponía sobre la mesa el problema del leonés y que dio origen a una serie de estudios que en buena medida procedían de los años 40, 50 y 60, no mucho más acá, dando una perspectiva que nos parecía muy interesante volver a analizar de nuevo”, comenta el profesor Morala.

A partir de esa idea, prosigue el docente de la ULE, “nos pareció interesante, además de estudiar la perspectiva histórica, responder un poco a una cierta demanda que está en la sociedad y que nos mete de cabeza en el siglo XXI, como sugiere el título. Todo el mundo entiende ahora que la globalización está borrando diferencias lingüísticas, está borrando lenguas, pero al mismo tiempo, en la era de Internet, da la posibilidad de que lenguas absolutamente minoritarias, alejadas de la tradición escrita, que sólo se conservan en una tradición oral, tengan también un registro escrito”.

Para el editor y co-autor de ‘El leonés en el siglo XXI’ era interesante que este estudio atendiera muy especialmente a la posibilidad de una estandarización, normalización y normativización, sin olvidar lo que había ocurrido en otras áreas cercanas, no sólo desde un punto de vista geográfico. De este modo el primer apartado del libro incluye tres capítulos en los que se analiza cómo se gestó la norma del asturiano, del mirandés y del gallego, trabajos que han desarrollado Ana Cano, Antonio Bárbolo y Ramón Mariño.

Otro apartado que recoge el libro y que en opinión del profesor Morala resulta especialmente novedoso por su perspectiva social fue la celebración de una mesa redonda que dio lugar a unos textos tan interesantes como divergentes. En la misma intervinieron, recuerda el profesor, representantes de tres asociaciones que conocen muy bien en qué situación está el uso del leonés. “Es muy interesante esta perspectiva porque nos acerca a una versión diferente de lo que en muchos casos hacemos desde un punto de vista más académico”, subraya el profesor Morala.

Desde un punto de vista más académico existen en el libro dos grandes apartados. El primero tiene que ver con perspectivas sociolingüísticas, destacando el trabajo de Hector García Gil que analiza la situación del leonés en León o el que lleva a cabo Juan Carlos González Ferrero que realiza esa misma perspectiva sociolingüística en Zamora. Se completa este bloque con un estudio de Nicolás Bartolomé Pérez sobre el pasado y presente de la literatura oral, las versiones que han llegado de la literatura no escrita y que es uno de los problemas que plantea la normativización de la lengua.

Se completa la obra con un trabajo estrictamente académico del profesor de la Universidad de Salamanca, Julio Borrego, y otros que firman conjuntamente los profesores de la ULE María Cristina Egido y José Ramón Morala en el que a partir de un corpus no muy amplio de escritos en leonés (tanto literarios como administrativos) “intentamos analizar qué posibles normas entran casi en conflicto, aunque a veces ese conflicto sea más artificioso que real porque tiene que ver con aspectos estrictamente gráficos que son lo menos importante de la lengua pero que son especialmente representativos”, asegura Morala.

El colofón de la publicación lo ponen las ponencias de cierre y apertura del simposio, la primera a cargo del profesor leonés José Carlos Herreras, de la Universidad París Diderot, cuya especialidad son los usos de lenguas minoritarias, problemas en la legislación que aplicó al estudio sobre el futuro del leonés, incluyendo otras lenguas y dialectos de España. El congreso se abrió con un trabajo de Roberto González Quevedo que conjuga la versión del usuario de la lengua y las reflexiones de quien, desde la filología y la lingüística, puede plantear su punto de vista sobre estos asuntos y que, según el editor del libro, hizo un trabajo muy interesante sobre las situaciones lingüísticas y perspectivas de futuro de una de las zonas más interesantes en lo que se refiere al leonés y que afecta al Alto Sil, Laciana, Babia y zonas limítrofes.

Morala subrayó que el libro es plural tanto en las ideas como en la lengua, recogiéndose algunos textos escritos en asturiano, mirandés y leonés, además del castellano. “Creo que puede ser un elemento para la reflexión, no damos ninguna norma, porque tampoco es nuestra función. Lo que hacemos es una reflexión sobre cómo se están haciendo las cosas, qué opciones se han tomado, sobre todo en los casos de normalización, si se quiere de visualización social de la lengua, y por tanto queda abierto para que los lectores interesados tengan elementos de discusión, que es lo que pretendíamos desde el primer momento”.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Préstame falare llïonés. Ye una llingua fermosa y musical.Los cursos son un xeitu d´adeprendere. Anque la situación autual seya causa de polémica, ta nidiu. Hai mueitos pailanes que tienen miedu. ¿pur quei sedrá? La universidá entama a priocupase, esu ye bono pa la nuesa llingua.

Anónimo dijo...

Creo que la ULE se debería implicar en mantener la lengua leonesa como un tesoro legado de nuestros antepasados y apoyar a las organizaciones que llevan a cabo la labor de clases en los colegios y me parece fundamental el Informativo en Leonés.
La postura de Roberto Glez-Quevedo me parece digna y ejemplar.

Xana dijo...

Efectivamente, Roberto González-Quevedo demuestra que es un señor, cosa que no puede decirse de otros que tratan de "patrimonializarlo", eso sí, sin conseguirlo.

Arnicior dijo...

You estuvi nel congresu y naide eillí distinguia ente asturianu, Lliones y Mirandes desde puntu vista de la llingua, faciase distinción pola norma, n'asturias y en Miranda se normativizou, cousa que on nun pasou'n llión.

De Verdá Xana, cuidas que Morala, Ferrero, Borrego-Nieto, Quevedo, Hector Xil... nun creen na unidá de llingua? esu ye que enxamas lleiste nadica d'ellos.

En tol árticulu solu nonbrase al asturianu cumo daque diferente del llionés pol periodista onque tampoucu ye que diga esu esautamente.

Nesi congresu más que nengún outru llau tol mundu y digo tol mundu (mesmu el representante de El Fueyu na mesa redonda) falaba del Llionés y el asturianu cumu una mesma llingua y si non lleer el llibru diañe!

Un saludu.

Xuan_Salamanca dijo...

Para que veas Xana y demás leonesistas de bien hasta donde llega el intento de patrimonializarlo...

Lo que pondré a continuación está sacado de un foro pretendidamente leonesista...xdddd

"En esti sexto capítulo de la sexta temporada,"Camín de Cantares",sal de les fronteres asturianes y viaxa a les tierres vecines de Llión, nel suroeste llionés ta la tierra de Cabreira y Corporales ye un de los llugares d'aquella contorna..."

¿fronteres?
¿asturianes?
¿tierres?
¿vecines?

¿Es esto leonés? ¿Alguna vez se habló así en nuestro Reino/País Leonés (aparte de alguna comarca limítrofe con Asturias?

Nidiamente NON. Agora, toda esta xente que s' autunoma cumu llïonesistas d' esquierdas, tan nel camín de sigir a l' ALLA; purque' l llïonés (sigún eillos) nun esiste, lu qu' esiste ye'l astur-llïonés (ca vuelta más asturianu que llïonés). Pur ciertu, esta "xente" ye la mesma que tuviera atacandu a Abel Pardo y a cualisquiera outru que fale' n llïonés.

Asina ye' l País Llïonés d' anguañu; ta chenu de traidores a la sua tierra.

Arnicior dijo...

Xuan esu ye dafeitu asturlliones na veriedá central, hanguañu cuido que nun puea sentise'n Llión, salvu cumo bien dicis nalgún llugar na lliende con Asturias. Pero está bien craru qu'esti testu está feitu por un asturianu y pa más señas ye una rapaza (Sanyallana ye'l sou canal) que xube tolos videos de Camín de cantares y pon siempre la información del enllaz en castellanu y en asturianu normativu poues velu'n tolos videos de youtube asina que si la páxina llionesista coxiou la información de youtube pos en central acabou.


Ye que nun paece que quierga escondese asina que nun hai pa tantu, ye cumo si dalguien nun foru'n castellanu escribe con fonetica andaluza outru dieletu de la mesma llengua nun hai más.

Arnicior dijo...

Xuan, el Llionés si esiste y ye lo mesmu que el senabrés, el bercianu, el cabreirés, el pachuezu, que'l asturllionés oucidental, que'l asturllionés oriental, que'l mirandés o que'l asturianu que tantu te gusta chamalu cumo quieras llionés prestame a embute, onque gustame más pal dialeutu de la mia casa: senabrés (nun confundamos que nun ye na variedá que escribo agora). Hai muita xente que está deitando por tierra'l llionés y ye porque nun hai muita xente que vaiga a los pueblos onde se fala, a facer entrevistas y coñocer cumo ye'l lliones de verdá, nun el de dalgunos cursicos, dellos llibros y muitas webs, sentisti falar dalguna vede a un paisanu? y nun quiergo dicir tres palabras quiero dicir falar...

Mesmu'n Llión y en Zamora hai fasteiras nas que se falou'n dialeutos centrales y dellos llugares de Llión inda falase'n oriental, que ye'l mesmu que se fala nel outru llau del cordal, una pregunta: que ye entuences llionés? y que ye asturianu? falandose na mesma llingua? pos tou ye llionés y tou ye asturianu que eiquí digamos llionés pos bien y que n'asturias diga asturianu pos meyor pa ellos pero ser, ye lu mesmu o tu atopasti las palabras: "nidiamente", "sigún" o "cualisquiera" 'n Salamanca que son palabras más bien de la variedá central de la llingua...

Un saludu.

Anónimo dijo...

Para Xuan Salamanca, de Yordas(A Coruña): me parece que no es muy acertado tu comentario sobre los compañeros de Agora; ni son estos los traidores, que haberlos, haylos, ni son asturianistas. El tema de la lengua es un tema lingüístico, no es política, no debe decidirse si es leonés, asturleonés, asturiano, ... o lo que sea desde nuestros puntos de vista políticos, sino lingüistas y que sean ellos quienes lo digan. Yo personalmente pienso que todo forma parte de un mismo tronco común, lengua romance que se habló, hablaba y habla en zonas de Asturias, León, Portugal y parte del norte de Extremadura; el como se denomine en cada región, es otro asunto diferente y no nos debe llevar a discusiones entre leonesistas. Por otro lado, pienso que los collacios de Agora son leonesistas de verdad y el que tengan diferencias con Pardo y Conceyu, no les hace traidores; cada uno tiene sus propias ideas sobre muchos temas. Yo me considero de izquierdas y no por eso digo que los leonesistas de centro o de centroderecha son traidores o son asturianos, o castellanos, tienen simplemente diferente ideología y lo que hay que buscar entre todos es nuestros puntos de vista comunes para hacer un frente Leonesista fuerte y unido de una vez por todas. Puxa País Lleonés Llibre!!!!!!!

Xuan_Salamanca dijo...

Bla, bla, bla...

Puxa' l llïonés, la nuesa llingua y puxa' l País Llïonés.