jueves, agosto 06, 2009

Palra d'El Rebollal: Respetu y oficialidá

Faigume écu, nesta ocasión, de la fras cuna que'l miu collaciu Txebe, el tamborileru d'El Rebollal, fina mueitos de sus escritos.

Estu vien a cuentu d'un artículu espublizáu nel ABC de Xuliu y 24 que vos copiu pa la vuesa conocencia. Anque dalgunas afirmaciones del mesmu seyan, cuandu menos, pelerinas. ¿Nun ye mueitu más llóxicu dicire la verdá, que la Palra d'El Rebollal ye una variante la llingua llïonesa falada nel Reinu de Llión del que Salamanca yera una parte importante en vuelta de dicire que "proviene de la emigración asturiana y gallega"? (A más que nun hai qu'esqueicere que gallegos y asturianos tamién yeran parte de la Corona Llïonesa).

Peru ¡de quéi vamos surprendenos! Tudu val pa nun dicire que Salamanca ye llïonesa, mesmu chamare Rei de Castiella a Nandu II ou a Fonsu IX, dambos reis privativos de Llión. ¡Dimpués falarán de manipulaciones hestóricas de los nacionaliegos vascos ou catalanes!

Eiquí vos deixu l'artículu que tamién podedes gueyare na sigiente lligazón:

http://www.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=59676

Folclore y calles, últimos reductos del dialecto del El Rebollar (Salamanca)

Los más viejos del suroeste de la comarca salmantina de Ciudad Rodrigo aún se comunican con el habla de El Rebollar, un dialecto de origen astur-leonés que apenas lo hablan un centenar de personas y que se mantiene vivo en los nombres de las calles, expresiones cotidianas y folclore de la zona.

Este reducto dialectal aún perdura en los pueblos de Navasfrías, Robleda, Villasrubias, Peñaparda y El Payo, todos limítrofes con Portugal y el norte de Cáceres e influenciados por las repoblaciones de gallegos y asturianos.

"Hace 40 años nuestra forma de comunicarnos y hablar en la calle o en el bar era ésta, así nos entendíamos" ha explicado a EFE Francisco Javier Ramos, vecino del municipio de Peñaparda.

Sin embargo, la despoblación de los municipios y la necesidad de comunicarse con el resto de poblaciones provocaron que, con el paso del tiempo, la gente se comunique cada vez menos con este habla, ya que "todos íbamos aprendiendo el castellano para no tener dificultades a la hora de comunicarnos con el entorno", ha observado Ramos.

A lo largo del siglo XX este habla fue menospreciada por los convecinos, que entendían este dialecto como una forma vulgar o cateta de hablar.

Sin embargo, lingüistas de la zona, como Ángel Iglesias Ovejero, natural de Robleda, se han encargado en la última década de compilar escritos, poemas, dichos o cualquier expresión oral para demostrar que "se trata de un dialecto cuyas características coinciden mucho con el leonés oriental".

Según Ovejero, "el habla de El Rebollar proviene de la colonización asturiana o gallega, tras la invasión árabe, e, incluso, podría haber un cierto sustrato mozárabe".

Los agentes sociales de estos cinco pueblos, sobre todo los de Peñaparda y Robleda, vienen luchando desde la última década para que este habla no se extinga.

De esta manera, el Ayuntamiento de Robleda decidió colocar en todas sus calles el nombre en castellano y en rebollar.

Así, algunos letreros rezan: Calle Arrieros / Calli Los Arrierus; o Plaza Constitución / Praza Constitucion.

En el municipio de Peñaparda, su Ayuntamiento también ha decidido colocar todos los indicadores de las diferentes senderos que recorren los turistas escrito según el habla de El Rebollar, por lo que se puede leer: "Al vau Cabeza Gorda" (Hacia el vado de la Cabeza Gorda).

Uno de los casos más curiosos es el del vecino de Peñaparda José Benito Mateos Pascual, que es el panadero del pueblo y que, además, ha publicado una compilación de poesías, todas escritas según las normas de El Rebollar y que se titula "El Corral, los mis agüelus y otras poesías en la Palra D'el Rebollal".

Los letreros que hay en el interior de la panadería de José Benito Mateos están escritos según este dialecto, propio de estos pueblos de la Sierra de Gata salmantina.

De esta manera, se puede leer: "Jademus panis grandis pa las matancias" (Hacemos panes grandes para la matanza).

José Benito Mateos también ha asegurado a EFE que "muchas de las personas que aún hablan así son los emigrantes que se fueron hace muchos años a Francia y que, cuando vuelven, se comunican con el habla de El Rebollar".

Una de las formas donde mejor se precia este tipo de dialecto es en el folclore popular de la zona.El grupo "El Fandangu" de Robleda ha sacado un disco titulado "Cantares Antigus de Roblea" donde todas las canciones se pueden escuchar en el habla de El Rebollar.

Además, los vecinos de Peñarda han recopilado decenas de canciones, refranes poesías y relatos cortos que pretenden publicarlos en una edición especial escrita en este dialecto.

1 comentario:

Anónimo dijo...

"Nun ye mueitu más llóxicu dicire la verdá, que la Palra d'El Rebollal ye una variante la llingua llïonesa falada nel Reinu de Llión del que Salamanca yera una parte importante en vuelta de dicire que "proviene de la emigración asturiana y gallega"? "

Dende un puntu de vista puramente filolóxicu y/o científicu nun ye lo mesmo.