miércoles, agosto 06, 2008

Las llinguas minoritarias na prensa de Madrí

Copiuvos darréu'l reportax robráu pur Iñigo Aduriz ya espublizáu ayeri nel diariu "Público" de Madrí

Las lenguas que realmente podrían desaparecer
  • La UNESCO situó al euskera entre los idiomas en riesgo
  • La inmensa mayoría de catalanes y vascos hablan castellano
  • Los casos del leonés o del aragonés son especialmente delicados
  • El 96% de las lenguas del mundo son habladas por el 4% de la población

Los españoles disponen de un patrimonio lingüístico envidiable para otros muchos vecinos europeos. Hay lenguas minoritarias importantes en cuanto al número de hablantes como el gallego o el catalán, pero también otras, como el leonés, el asturiano o el aragonés que, según denuncian los expertos corren un serio riesgo de desaparecer.

La UNESCO ha publicado dos Atlas de las Lenguas del Mundo en Peligro de Desaparición, en los que recoge, clasificados por continentes, los idiomas que están a punto de dejar de hablarse, o que por el reducido número de personas que los utilizan habitualmente se encuentran en peligro.

La organización internacional denuncia que incluo hay lenguas en Europa y en España cuya existencia podría tener los días contados. La situación de algunas, con cientos de hablantes, como el leonés, el aranés, el asturiano, o incluso el aragonés, es especialmente delicada si bien en los respectivos estatutos de autonomía de Castilla y León, Catalunya, Asturias y Aragón aparecen referidas como lenguas que se amparan y se protegen.

Actualmente, en el mundo se usan más de 6.700 lenguas y unas 3.000 corren el riesgo de desaparecer, según la UNESCO. De hecho, el departamento de la ONU vaticina que “es probable que más del 50% de los idiomas que se hablan en el mundo desaparezcan en unas pocas generaciones”.

Presión de los grandes

El atlas alerta de que “por término medio, cada dos semanas desaparece una lengua”. En la actualidad, hay muchos idiomas minoritarios, pero los más grandes están a punto de acabar con ellos. Y es que “el 96% de las lenguas utilizadas en el mundo son habladas por sólo el 4% de la población mundial”.

Lo que en su día más llamó la atención fue que en la edición de 199, la última que se ha publicado hasta ahora, el atlas incluyó al euskera, lengua hablada por cerca de un millón de personas entre España y Francia, dentro del mapa europeo de los idiomas en riesgo.

Es cierto que en 12 años se ha aumentado de forma considerable el número de ciudadanos que conocen la lengua vasca, -más de 100.000 desde 1991 hasta 2005 según el Informe de la situación sociolingüística del País Vasco, elaborado por el Gobierno vasco- pero tal y como advierten expertos consultados por Público ese riesgo permanece.

Las últimas encuestas del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) respecto al conocimiento y uso tanto del euskera como del castellano demuestran que el segundo sigue prevaleciendo sobre el primero considerablemente, lo cual desmiente las teorías de quienes consideran que el castellano está en peligro en Euskadi.

En el caso del catalán, que ocupa el puesto número 88 del ranking de las lenguas más habladas del mundo, la situación es bien distinta, lo cual, según datos de las encuestas del CIS, no afecta ni al conocimiento del castellano en esa comunidad ni al derecho de los catalanes a utilizar la lengua española en su vida cotidiana.

Carta europea

Por otro lado, en 2001, el Gobierno se comprometió a cumplir con la Carta europea de las lenguas regionales y minoritarias, iniciativa que el Consejo de Europa aprobó en 1992 y que pretende contribuir a mantener y desarrollar la riqueza cultural del viejo continente y sus tradiciones.

Desde entonces, la Administración central redacta de forma periódica un informe de evaluación y seguimiento de dicha Carta en la que realiza un pequeño resumen de la realidad sociolingüística del país y de su evolución.

El último es de diciembre de 2006 y los datos que en él se reflejan ponen de manifiesto el pluralismo cultural de la sociedad española, aunque el predominio del castellano como lengua común de todos los españoles sigue quedando de manifiesto.

No obstante, más de 18 millones de ciudadanos viven en comunidades autónomas donde coexisten varios idiomas oficiales y, además, los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística indicaron que en 2001, más de cinco millones de españoles dominaban de igual manera otra lengua propia de su región aparte del castellano.

Si se compara con las cifras de otros países en los que conviven varias lenguas como Francia (bretón, provenzal…) o Reino Unido (galés, escocés…), se demuestra que España es el país europeo donde se hablan las lenguas minoritarias más importantes del continente.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¿En qué quedó lo del wifi de la Ciudá de Llïón, Xana?

Xana dijo...

Ata onde you séi, la tema tá recurría pulos verdes. Nun tengu d'outras nuevas.