sábado, marzo 19, 2011

'La Noche de Crónicas', el documental: Viejo caballo de hierro


Esti ye'l títulu d'un documental feichu pula televisión autonómica vasca EITB (Euskal Irrati Telebista) subre'l tren de la Robla, el vieyu hulleru. Ye un pouquín llargu peru paga la pena gueyalu purque, amás del sóu valor hestóricu, tien un atrautivu especial pa nosoutros purque na EITB tien nidiu, cuandu falan, qué ye'l Reinu de Llión y qué ye Castiella.

Paez qu'a lu menos pa los llïoneses ye mueitu pior el nacionalismu castiellan que'l nacionalismu vascu purque los vascos nun tien interés dalu en nnegare la nuesa esistencia ya'l nuesu nome.

Vos deixu'l vídiu asína cumu la desplicación sobru'l mesmu que tien EITB na súa páxina, peru si tamién queredes guardalu nel vuesu PC, podedes alcontralu na lligazón darréu: http://www.eitb.com/videos/television/cronicas/detalle/603345/la-noche-cronicas-documental-viejo-caballo-hierro/

Pa descargare'l vídiu tenéis de dire a l'enllaz, pinchare cul botón dreichu del mur, embaixu la ventana reproduición en "MP4" seleicionandu "guardare l'enllaz cumu...".

Y si queredes agradecere a EITB la súa sensibilidá podedes unviayes un correyu lleutrónicu a: info@eitb.com.


El documental está basado en el libro homónimo escrito por el periodista Carlos Bacigalupe y que recoge la historia del Tren de la Robla, desde su puesta en marcha en 1894 con el objetivo de acercar la importante producción carbonífera de las cuencas mineras leonesa y palentina a su consumo en la poderosa industria siderúrgica de Bizkaia.

Viejo caballo de hierro rememora la influencia económica y social de este mítico tren que en su recorrido atraviesa las provincias de León, Palencia, Cantabria, Burgos y Bizkaia. Para ello han contado con el testimonio, entre otros, de Fernando Cuevas Ruiz, historiador; Ángel Villalba, presidente de FEVE; Félix de la Verdura Llamazares, ex trabajador de FEVE en Vado Cervera; José Andrés González Campo, presidente de la Asociación de Mataporquera; Jon Sánchez, tesorero de la Asociación del Ferrocarril de Bilbao; Avelino Calderón Iglesias, jefe de Estación jubilado de Vado Cervera, y Vicente de los Ríos, experto del Tren de la Robla.

Precisamente, algunos de los protagonistas del documental participarán en el posterior coloquio que dirigirá el periodista Ander Landaburu en ETB-2. Además de los anteriormente citados Fernando Cuevas Ruiz y Jon Sánchez, estarán José Antonio Sebastián Ruiz, director de Comunicación de FEVE; Antonio Cristóbal, co-director del documental y el propio Carlos Bacigalupe.

La historia del Tren de la Robla

El nacimiento del Tren de la Robla se remonta al siglo XIX, en Bilbao. El comercio marítimo y el trafico portuario, potenciado por la necesidad de transportar las cantidades ingentes de mineral que salían de las cercanas zonas mineras de La Arboleda, la importancia financiera y comercial de una industria siderúrgica consolidada, que asombraba por su capacidad de desarrollo, y la decidida apuesta de construcción de buques de importante calado eran los pilares indiscutibles del crecimiento económico de la Villa. Los insaciables y glotones hornos bilbaínos demandaban urgentemente su alimento.

El hullero, como fue conocido coloquialmente, comenzó transportando el precioso carbón leonés y palentino, atravesando en su recorrido zonas desérticas y otras de difícil orografía, con problemas de hielo y nieve durante buena parte del año. Además de surtir de mineral a la industria vizcaína, revitalizó la economía de las cuencas mineras del norte de León y Palencia.

El Tren de la Robla constituye hoy la línea de vía estrecha más larga de Europa occidental, con 335 kilómetros. Un ferrocarril que propició, además del traslado del preciado mineral, el viaje, afortunadamente con posibilidad de retorno, de muchos vecinos de aquellos pueblos de León, Palencia, la alta Cantabria, Burgos... en busca de un salario mejor y más seguro en las industrias de las márgenes de la ría bilbaína.

El tren conoció a lo largo de su historia no solo el éxodo laboral, sino también los años difíciles del estraperlo y el maquis, los buenos tiempos de la minería, cuando corría el dinero, y los momentos difíciles cuando el carbón dejó de ser un negocio rentable y el abandono de las minas casi acaba con la vida del viejo hullero.

No hay comentarios: