domingo, enero 10, 2010

Leoneses, ¡y a mucha honra!

Leo con interés el artículo “Leonesismo en el Tormes” de J. Romero, publicado el pasado 8 de Enero (http://www.tribuna.net/noticia/48331/OPINI%C3%93N/cortina-humo-j-romero-periodista.html), que se inicia con una afirmación tan arriesgada como: "Salamanca es castellana. Lo demostraré con cifras y con hechos. Arranquemos."

Y encuentro una argumentación impecable (al menos en apariencia). Me ha convencido Sr. Romero (supongo que va "de romería" a Pucela ¿serán esos, por casualidad, sus orígenes?), Salamanca no es leonesa porque menos de un 5% de los salmantinos votaron una opción leonesista.

Sin embargo, a partir de dicha premisa observo que su argumentación empieza a hacer aguas por todos los rincones. De dichos datos se deduce que, puesto que no votó a Unión del Pueblo Salmantino, en cuya página web podemos leer "Por y para Salamanca" y otro de cuyos lemas es "Amo a mi tierra, Salamanca", Salamanca tampoco debe ser salmantina.

No obstante, lo que me llama poderosamente la atención es la falta de datos de los votos recogidos por los partidos castellanistas (Tierra Comunera, Izca y no sé si algún otro grupúsculo que, como todos sabemos tienen una "amplísima representación" en las Cortes de Pucela). ¿Qué porcentaje de votos han tenido dichos partidos en Salamanca Sr. Romero para que Ud. se atreva a afirmar gratuitamente (porque hasta el momento, nada ha demostrado) que Salamanca es "castellana"?

En las elecciones generales de 2004 (no he conseguido encontrar los datos del 2008) UPS tuvo 1.791 votos y el PREPAL 475 mientras que Tierra Comunera obtuvo la "escalofriante cifra" de¡¡¡159 votos!!!. De Izca ni se tienen noticias.

Y, digo yo, efectivamente 2.166 son muy pocos votos para justificar que Salamanca sea ni leonesa ni salmantina pero entonces ¿qué son 159 votos para justificar que sea castellana?

Y no me sirve que diga que el voto mayoritario a PP y PSOE lo justifica porque eso no es más que repetir la mentira de que esta comunidad autónoma, auténtico engendro inventado por unos políticos cuya única finalidad era seguir montados, a cualquier precio, en el coche oficial, es "Castilla". La comunidad se llama "Castilla Y León" y como cualquiera que haya superado el bachiller conoce (o por lo menos debiera conocer) la "y" es una conjunción copulativa que une sujetos, conceptos o frases de igual valor con lo que queda claro que en este "invento" conviven dos pueblos y dos identidades, la castellana y la leonesa y puesto que la división regional existente en 1978 era por un lado Castilla la Vieja (de la que, hábilmente, se desgajaron Santander y Logroño) y por otro el Reino de León formado por las provincias de León, Zamora y Salamanca (Ley de Javier de Burgos de 1833) el "Y León" del nombre de la comunidad autónoma no se refiere ni a la ciudad, ni a la provincia de tal nombre sino a las tres provincias leonesas de León, Zamora y Salamanca.

En cuanto a que el territorio del Reino de León era pobre cuando se constituyó la comunidad, si realmente le preocupa la verdad, Sr. Romero, revise sus datos. Y no me sirve, en absoluto, el argumento de la emigración puesto que emigrantes castellanos los hubo, y a patadas (acaso desconoce que hay más sorianos en la emigración que en toda la provincia de Soria), y sin embargo, ahora, la renta media per capita tanto en Burgos como en Valladolid está al mismo nivel que la de Barcelona (111 y 110% de la renta media europea) mientras que la renta media de Salamanca es del 76% de dicha renta media europea, la de León el 79% y la de Zamora el 72%. Diferencias que en el caso de Zamora llegan casi a los 40 puntos porcentuales y que solo se han agravado durante estos años de autonomía.

¡Algo tendrá el agua cuando la bendicen! y creo que para tod@s, leoneses y castellanos, está muy claro que Pucela no es precisamente una "hermanita de la caridad" y todo su empeño en mantener sojuzgadas a las provincias leonesas (y también a las castellanas pero cada uno que pida para sí) está justificado únicamente por razones de expolio.

León, Zamora y Salamanca exportan el 85% de la energía que producen, el agua de León y Zamora, concretamente del Esla (pantano de Riaño) en lugar de regar sus tierras se trasvasa a un ritmo de 6 litros por segundo durante 6 meses al año al Carrión, para pasar de allí al Pisuerga (¿se explican ahora por qué en un secarral como Pucela el Pisuerga es navegable?

Y además, los impuestos pagados por salmantinos, zamoranos y leoneses contribuyen a hacer "más floreciente" la capital "de facto" que no "de iure" que es como un pozo sin fondo, un "agujero negro" por el que desaparecen todos los impuestos recaudados en ocho provincias para el enriquecimiento de una sola.

Le sugiero, Sr. Romero, que no trate de engañarnos con "cortinas de humo" interesadas. Lo que a mi me sorprende no es que se reivindiquen las raíces leonesas de Salamanca sino que alguien, en este caso Ud., trate de convertir a Salamanca en Castilla con datos sesgados y con la justificación de que "dudo que alguien me pueda dar un argumento poderoso que demuestre que Salamanca sería más rica bajo el liderazgo político leonés".

Déjenos a los leoneses que nos organicemos, Sr. Romero, Ud. duda que estuviéramos mejor en nuestra región natural pero no aporta datos que abonen sus dudas sin embargo nosotros podemos aportar la triste realidad que asola nuestros pueblos, agravada desde la invención, hace 26 años, de la comunidad más grande de España, mayor que muchos países europeos y la más centralizada de cuantas puedan imaginarse.

Esa realidad es la de la despoblación de nuestros pueblos por la emigración masiva de jóvenes (10 diarios procedentes 5 de León, 2 de Zamora y 3 de Salamanca) con el consiguiente envejecimiento de la población, pérdida de poder adquisitivo, abandono de nuestros monumentos que se caen sin remedio faltos de restauraciones y del cuidado de los vecinos, ocultación de nuestra historia (sin noticias de la celebración del 1100 Aniversario del Reino de León, evento que convenientemente organizado hubiera sido una importante fuente de ingresos en nuestras provincias, procedentes del turismo cultural de calidad), etc., etc.

Si hay quien prefiere la esclavitud y la colonización antes que la libertad para ser lo que siempre fuimos y que se nos conozca, y respete, por nuestro nombre, entonces seguiremos como hasta ahora pero, Sr. Romero, no nos trate como a tontos, no trate de demostrar lo indemostrable pero si trata de hacerlo, busque por lo menos argumentos válidos y no se pare, solamente, en los datos que a Ud. le interesan.

1 comentario:

Castiella dijo...

Ya sabes, la Gran Castilla tiene que ocupar la cuenca del Duero, cueste lo que cueste. Que se preparen en Oporto...