viernes, enero 08, 2010

En defensa del bable

Cun esti títulu, alcuentra la Xana, nel dixital "Levante-El Mercantil Valenciano", un artículu que, braeiramente, ye mui interesante.

L'artículu que podedes lleere na lligazón darréu:


http://www.levante-emv.com/opinion/2009/11/28/defensa-bable/655581.html

tá robráu pul Filólogu Emilio García Gómez del qu'alcontréi una piquenna biografia na interrede.

Emilio García Gómez (Morella, España, 1942) es doctor en Filología Moderna por la Universidad de Salamanca. Catedrático de Instituto. Ha sido profesor en Villa Madonna College, Ky. (USA), Thomas More College, Ky.(USA), West Virginia University, WV (USA), Universidad de Salamanca, Universidad a Distancia (UNED-Centro asociado de Cervera en Lleida) y Universidad de Valencia. Profesor Fulbright. Fellow del Salzburg Seminar in American Studies. Diplomado por la Royal Society of Arts, U.K. Entre sus publicaciones figuran Lengua, etnia y comunicación (Zaragoza, 1998), Equívocos sobre la lengua y la cultura (Valencia, 2001) y numerosos artículos de sociolingüística, etnolingüística y nacionalismo.

Ye verda qu'estudiara en Salamanca peru nun creigu que pueda camentase que pur eillu tea más dimpuestu a desemeyare'l llïonés de l'asturianu. Sedrá, quiciabesmente, qu'hai d'outras rezones, filolóxicas, sociullinguísticas, ect., pa falare de duas llinguas desemeyadas nel mesmu dominnu llinguísticu ou "nel continuu dialeutal asturianu-llïonés" cumu Miliu García Gómez prefiere chamalu?

Ya ensin más, eiquí vos deixu l'articulu prometíu cun dalgunas negrinas que me presta annedire pa resaltare dalgunos conceutos:


"En un mapa del continuo dialectal asturiano-leonés (preferimos llamarlo así, en lugar de lengua o variedad dialectal) se observa su actual dispersión por la mayoría del territorio de Asturias, gran parte de León, la franja occidental de Zamora y Extremadura y el borde oriental de Portugal. El asturiano, bable o llengua asturiana lleva múltiples adherencias dialectales o subdialectales, sean o no cultas, y se halla claramente emparentado con el leonés, asturleonés, mirandés, fala de xálima y, en sus variedades locales —mal llamadas vulgares— patsuezu, cabreirés, cazurru, texileiru, babianu, tsacianegu, furniellu, ancarés, valdeonés o amestau, siendo este último una expresión en lenguaje amestizado a caballo entre el asturiano y el leonés. La apelación oficial depende de la zona donde se manifiesta principalmente.

Para algunos nacionalistas asturianos, el leonés es simplemente una extensión del asturiano, como ocurriría con el binomio catalán-valenciano. Los sociolingüistas ven el leonés como lengua aparte. Uno y otro son el resultado de ampliaciones territoriales y procesos de repoblación y colonización con emigrantes de diverso linaje —mozárabes, gallegos, castellanos—, llevados a cabo en la Edad Media por las distintas estirpes coronadas a base de asestar golpes militares y crear artificios políticos y eclesiásticos.

La toma de conciencia en las distintas regiones peninsulares ha supuesto una revitalización cultural y lingüística que, en casos como la Comunitat Valenciana, Galicia, Cataluña y el País Vasco, se ha producido con cierta celeridad. En otros lugares se va, como en Aragón y Asturias, a trancas y barrancas. No hay más que ver los hórreos y las chozas de la comarca leonesa de Tsaciana (Laciana) para comprobar, por analogía, que la restauración de su habla es tan difícil como combinar las variantes asturleonesas en una koiné al estilo del batúa vasco. Puesto que la unificación es irrealizable, se impone la escisión. Por eso hay que referirse al asturiano de forma independiente del leonés. Bastante hay con mantener en la misma vasija las tres principales variantes asturianas: el bable oriental, el central y el occidental.

Al menos eso se intenta, como se desprende de las intervenciones públicas de los aguerridos nacionalistas asturianos y leoneses y de los académicos, que son los que más recursos manejan. En una reciente entrevista realizada para La Nueva España de Oviedo (15 de noviembre de 2009), el catedrático de Lengua Española Xosé Lluis García Arias manifestó su pesimismo ante el futuro del asturiano. «Si se sigue así, el bable puede acabar siendo una lengua sólo de estudio». Para García Arias, el tratamiento legal sobre el uso oficial de la lengua en la Universidad de Oviedo es anecdótico. Una sociedad castrada y tribal como la asturiana, afirma ásperamente García Arias, no permite avanzar en la protección y exaltación de la lengua propia. Ni siquiera el apoyo institucional despierta el entusiasmo de este profesor, puesto que, según él, las subvenciones a la lengua generan clientelismo, a menos que la responsabilidad de la promoción lingüística se haga a través de comisiones democráticas y expertos autónomos. García Arias renunció a la presidencia de la Academia de la Llingua Asturiana por creer haber cumplido sus objetivos —la toma de posiciones respecto a la lengua vernácula—, aunque su dimisión pareció más bien una muestra de su desacuerdo con la política lingüística del Gobierno de Asturias.

Entre los creadores de opinión que menos han ayudado a incrementar el peso del idioma se halla el asturiano de adopción, Gustavo Bueno. Sus tajantes afirmaciones de que el bable no existe, puesto que sus hablantes no llegan a 500, y que se trata de un constructo ideológico, contrastan con las estimaciones de la izquierda y la derecha nacionalistas y bablistas, que los cuentan por miles y se hacen notar con su activa presencia. En 1993 un grupo de alborotadores logró boicotear una conferencia del escritor Francisco Ayala en la universidad de Oviedo al grito de «¡Fascistas, fuera de Asturias!» Ayala, abrumado, comparó a aquellos fanáticos con los milicianos que batían Bosnia con sus violaciones y atrocidades.

La política, los políticos y los radicales siempre aparecen como motores de la lengua, portavoces de la cultura, herramientas de transmisión del conocimiento oficial. Quien paga y aprieta impone sus condiciones: elegir a sus propios representantes, como se hizo en la Acadèmia Valenciana de la Llengua, o actuando como brazo del Gobierno, como parece actuar el Institut d´Estudis Catalans al exigir a la Generalitat que repruebe y castigue con multas el uso público del castellano.

Así no ha de avanzar el asturiano. Tiene que encontrar una vía que sortee las dificultades de su promoción por imposición, como ha sido la costumbre a lo largo de la historia. La lengua no se prestigia per se, sino por la calidad y la cantidad de sus practicantes. Hablando, escribiendo, leyendo, escuchando.

15 comentarios:

Anónimo dijo...

Valencia, Valencia, Valencia.... y Blaverisme.

Bien Xana, y ¿tu qué recomiendas?

Xana dijo...

Y ¿qué recomiendas tú, anónimo?

elialalric dijo...

Es curioso que un valenciano quiera hablar de estos temas.
Llega a equiparar el asturiano con el leonés, pero allí no admiten que se haga lo mismo con el catalán y el valenciano.

Para empezar su primer párrafo deja ver por donde van los tiros, ya que elimina la categoría de lengua de un plumazo.

Respecto al asturiano, creo que está siguiendo el buen camino para la normalización e implantación oficial, por mucho que este castellonense diga.

Por otra parte las opiniones comentadas solo están recogidas en Asturias, por lo que dudo que sepa lo que se cuece en la región Leonesa.
Esta gente no debería de hablar tan a la ligera sin tener opiniones contrastadas de todas las partes.

Para terminar hay algo en lo que tiene bastante razón, aunque no toda.
"La lengua no se prestigia per se, sino por la calidad y la cantidad de sus practicantes. Hablando, escribiendo, leyendo, escuchando."

La lengua es y será la que tiene que ser, aunque por desgracia algunas pueden pasar a ser muertas por la falta de hablantes, escribientes y oyentes. Creo que todos sabemos a que me refiero y quienes son los que las quieren matar.

Xana dijo...

Yo no lo entiendo como tu, Elialalric, claro que puedo estar equivocada, pero lo que a mi me queda claro tras leer el artículo es que, para este filólogo, leonés y asturiano son lenguas del mismo tronco común pero no son exactamente la misma lengua, cosa que por otra parte comparto.

Me parece que la siguiente frase no deja lugar a dudas sobre lo que te comento:

"Para algunos nacionalistas asturianos, el leonés es simplemente una extensión del asturiano, como ocurriría con el binomio catalán-valenciano. Los sociolingüistas ven el leonés como lengua aparte."

Y, una vez más, vuelve a estar de actualidad aquel chiste que decía:

"La política lo estropea todo. Hay algo más hermoso que la palabra "madre", pues le añades "política" y se convierte en "suegra".

Pero, desde luego, con lo que estoy totalmente de acuerdo, al igual que tu, es con la frase que cierra el artículo.

Anónimo dijo...

Claro, por eso la Xana apoyaba la Llionpedia

Xana dijo...

Una entrugina "Anónimu" ¿pur quéi falas en pasau? La Xana siempres sofita la Llionpedia, enantias ya agora purque ye una enciclupedia en llingua llïonesa. ¿Ties dalgún problema cun eillu?

Claru que lu vraeiramente priocupante sedría que dalgunos "anónimos" falasen bien d'una.

Nun debu facelu tan mal cuandu xentes asina solu saben nomare la Llionpedia cumu si sofitala fuora una vergoña.

elialalric dijo...

Leyéndolo otra vez con mas detenimiento veo que tienes razón, no equipara el leonés con el asturiano, pero si que dice que tanto leonés como asturiano no son lenguas, sino dialectos ¿dialectos de que?


Respecto a la Llionpedia. Tras el caso Auslli, algunos creen que la Llionpedia solo es un lugar de propaganda extremista y todos los que la apoyamos somos seguidores de las mismas ideas del tal Auslli.
Y no es así. La Llionpedia en una enciclopedia mas, como puede ser la misma Wikipedia, y que tuvo un problema con algunos artículos, igual que ha pasado en la Wikipedia.
Si no se demoniza la Wikipedia como tal, no se entiende que se haga con la Llionpedia a no ser que se pretenda atacar al leonés.
La enciclopedia como tal no tiene porque ser reflejo de lo que uno o mas personajes quieran poner o no. Además, si no me equivoco, ya existe un control mas eficaz para evitar otro caso similar.

Lo que mas siento es que no pueda colaborar en la Llionpedia dado mi escaso nivel de leonés.

Anónimo dijo...

Dialectos del castellano

Xana dijo...

Vraeiramente entamu cavilare que ca vuelta hai mas xente que llee peru ensin pescanciare un res.

Finu de lleere, duas vegadas más, l'artículu y nun sou quien a vere que chame dialeutos al llïonés ya'l asturianu peru, en dengún casu, fala del castiellan.

Nel llinguax los filólogos, chaman "dialeutoloxia" a l'estudiu las llinguas, asina que deixemos de vere "llobos" en tolas partes.

Si daquien tien dulbias, el llïonés, cumu l'asturianu, el castiellán, el gallegu, el pertués, el francés, l'aragonés, el picardu, l'italianu, el rumanu, etc., son tos eillos dialeutos del llatín.

elialalric dijo...

No se que decirte.
Cuando leo que: "En un mapa del continuo dialectal asturiano-leonés (preferimos llamarlo así, en lugar de lengua o variedad dialectal)" no se si es por una cosa u otra.

Todos son derivados del latín, pero nadie duda en llamar lengua al castellano y sin embargo si que hay reticencias al hacerlo con otros derivados del latín, que no del castellano.
Puede que me equivoque, pero las palabras dichas dejan mucho margen a la duda.

Tanto ataque continuo hace que los lobos aparezcan en cada esquina, aunque luego se conviertan en corderos. Que le vamos a hacer, es el sino de los leoneses en los últimos años.

Xana dijo...

Elialalric, tou nidiamente d'alcuerdu cun tiéu nos párrafos dous y tres peru nun creigu qu'hai interés dengunu pula parte'l filólogu d'esqueicere la nuesa llingua.

You camientu que fala del "continuo dialectal asturiano-leonés" purque nun ye presta chamalu llingua en singular.

Nesti casu a lu menos, nun alcuentru "ánimus dolendi" nel autor.

Emilio García Gómez dijo...

Hola, a todos los que habéis leído mi artículo sobre el bable. Las cuestiones que planteáis son muy conocidas y debatidas en Valencia, y me alegra saber que hay discrepancia y que nadie es portador de una idea que convenza a todos.

Sólo deseo aclarar una cosa a quienes no estén familiarizados con la distinción entre acento, dialecto y lengua. El primero es cuestión fonológica: afecta a las llamadas suprasegmentales: pronunciación, entonación (p.e. acento de Jaén, acento aragonés, etc.). Pero lengua y dialecto son más difíciles de distinguir. El dialecytólogo Trudgill se refiere a "lengua" como un dialecto sin ejército y armada. Es decir, una decisión política puede convertir lo que hasta entonces se llamaba dialecto en una lengua. Un ejemplo muy palmario es el croata y el serbio, dos variantes del mismo continuo dialectal. Pero los serbios llaman a su variante "lengua serbia" y los croatas "croata". La diferencia es más perfectible cuando se ven escritas: el serbio se representa en caracteres cirílicos y el croata en caracteres neolatinos.

Ánimo, y a seguir investigando.

Emilio García Gómez, Filólogo (no lingüista)

Xana dijo...

Muchas gracias Emilio por su comentario y, sobre todo, gracias por visitar este "llagu" donde me presta hablar de lenguas minorizadas y practicar una de ellas, la mía, el leonés.

Solo quiero hacer una puntualización (y perdone mi atrevimiento), creo que en su frase:

"El dialecytólogo Trudgill se refiere a "lengua" como un dialecto sin ejército y armada."

los "duendes de la informática" (o de la mecanografía) le jugaron una mala pasada ya que en lugar de "sin" debiera poner "con".

Si no me equivoco, la cita de Max Weinreich dice:

A language is a dialect with an army and a navy behind it.
(Una lengua es un dialecto con un ejército y una marina a su disposición.)

Es una simple aclaración que tiene todo su significado para los españoles que tenemos "cierta edad" puesto que yo aún recuerdo la época en que nos decían que solo había una lengua, que era el castellano y que todo lo demás eran dialectos.

Había incluso quien llegaba a decir que eran "dialectos del castellano" porque tenían muchas palabras parecidas pero se les cayó el tinglado cuando empezamos a estudiar otras lenguas y encontramos que en ellas y en los mal llamados dialectos había palabras similares pero totalmente diferenciadas de las castellanas.

Ya se sabe "antes se pilla al mentiroso que al cojo".

Un abrazo

Emilio dijo...

Efectivamente, es inexcusable mi lapsus sobre "lengua es dialecto sin ejército ni armada", motivado por escribir demasiado deprisa sin corroborar con una segunda lectura el texto de mi nota. Y efectivamente agradezco la cita de Weinrich por encima de la de Trudgill. Es un honor encontrarme con gente joven tan bien informada y tan interesada en el campo de la sociolingüística.

Emilio García

Xana dijo...

Hola de nuevo Emilio, bienvenido otra vez, a este "llagu" (que tengo un poco abandonado por falta de tiempo) y tengo que confesar que el honor es para mi por recibir sus visitas.

En cualquier caso tengo que decir que lo de "gente joven" difícilmente se me puede aplicar porque ya estoy en esa época en que los humanos decimos aquello de "la juventud se lleva en el corazón" y hay que reconocer que una frase semejante nunca se nos ocurre cuando tenemos 20 ó 30 años que es cuando, en realidad, somos jóvenes.

Para no exagerar diré que estoy en plena madurez pero lo que sí es cierto es que me interesan las lenguas en general y me preocupa la mía en particular y me encanta aprender de quienes saben más que yo.

Un saludo muy cordial y espero seguir teniendo noticias suyas

efectivamente agradezco la cita de Weinrich por encima de la de Trudgill. Es un honor encontrarme con gente joven tan bien informada y tan interesada en el campo de la sociolingüística.