sábado, junio 27, 2009

Héroe Bellido Dolfos

El Coleutivu Ciudadanos del Reinu de Llión, del que la Xana ye Sociu fundador, vien d'unviare una Nota Prensa alrodiu d'una nueva que nos chega dende la ciudá de Zamora: El Conceyu de Zamora alcordóu nel sou cabeiru plenu camudare'l nome vergoñosu de "Portillo de la Traición" pul nome, más axustáu a la rialidá los feichos, de "Portillo de la Lealtad".


Ye braeiramente una bona nueva que chega nun bon momentu, cuandu los ciudadanos del Reinu de Llión tamos a seyes meses d'entamare las cellebraciones del MC cabu d'añu del Reinu de Llión.


Tou cierta que la mia guela Trinidá tará gayoleira nel cielu, eilla siempres deprendioume que Vellido yera un héroe llïonés, cousa nidia pur outra parte pa tol que piense un poucu ensin deixase dirixire pula propaganda castiellana de los cabeiros 900 años.


Los castiellanos tien los sous héroes, los llïoneses tenemos los de nuesu. Ye mui difícil que seyan los mesmos si cavilamos que cuasi siempres tábamos en gerra. Nestoncias ¿pur quéi sigire las direutrices castiellanas ensin pensare?


Quédame añedire que la collacia de la que falan nel comunicáu y que lleva deillos años diciendu qu'usare los cantares de xesta cumu base de la hestoria ye cumu si dientru dos sieglos usaran cumu fonte la hestoria la prensa'l corazón, ye la Xana, ye dicire, you mesma, gracias asgaya al Coleutivu pur costatalu.


Ensin más, eiquí vos deixu'l comunicáu prensa del Coleutivu, cun dalgunas negrinas de la mia cosecha:

Bellido Dolfos, de traidor a héroe



Si hace unos días desde el Colectivo de Ciudadanos del Reino de León (CCRL) nos felicitábamos por la exquisita precisión del hombre del tiempo de TVE al nombrar el oeste de Castilla y León como la Región Leonesa, hoy no podemos por menos que felicitarnos por lo sucedido ayer en el pleno del ayuntamiento de Zamora.

A propuesta de uno de los concejales del grupo municipal de Adeiza, en concreto Miguel Ángel Mateos, se aprobó por unanimidad cambiar la denominación de la famosa “Puerta de la Traición” por “Portillo de la Lealtad”. Con este gesto se restaura definitivamente la figura de Bellido Dolfos que durante siglos fue considerado un traidor para la historiográfica castellana, que a la postre, es la que se impuso en toda España.

Resulta paradójico que durante casi 1000 años se hubiera considerado en el mismo Zamora a Bellido Dolfos como un traidor cuando su acción había supuesto la liberación de la ciudad de Zamora del asedio a que la tenia sometida el rey de Castilla Sancho II. Recordemos que en ese momento el rey de León, Alfonso VI se encontraba exiliado en Toledo.

El historiador Ricardo Chao lo cuenta así “desde hace siglos, decir “Bellido Dolfos” ha sido considerado sinónimo de traición e ignominia. Ello es debido a que la escasa información que nos ha llegado sobre este personaje nos ha sido transmitida por los cantares de gesta castellanos (y ojo, que este dato es de suma importancia), y la Crónica Najerense. En dichas obras entre otras cosas se nos cuenta la historia de las luchas entre los hermanos Alfonso VI de León y Sancho I de Castilla (conocido hoy incorrectamente como Sancho II) a la muerte de su padre Fernando I (1037-1065).

Tras vencer el castellano, la resistencia leonesa se hizo fuerte en Zamora, una de las principales ciudades del Reino. En ella se encontraba Bellido Dolfos, quien, en confabulación con Urraca (hermana también de Sancho y Alfonso), tras fingir que abandona la ciudad, se pasa a las filas castellanas, y consigue hacerse amigo de Sancho para después matarlo de forma execrable por la espalda, mientras el egregio monarca se encuentra defecando en un lugar apartado. La muerte de Sancho ocurrió el 7 de octubre de 1072.

Gran parte de la historiografía actual, a pesar de que los cantares y la Najerense presentan graves (gravísimos) errores históricos, ha aceptado sin reservas esta tesis, y la ha divulgado con tal éxito que la mayoría de la gente desconoce las demás versiones contenidas en otras crónicas de la época. Sobre la peligrosidad de las “fuentes” castellanas se puede poner un ejemplo muy ilustrativo: en El Cantar del Mío Cid, que todos hemos estudiado en el colegio, se habla de las dos hijas de Rodrigo Díaz de Vivar con los nombres de Doña Elvira y Doña Sol.

Sin embargo, sus verdaderos nombres eran Cristina y María, y tuvieron un hermano, Diego, al que jamás se menciona en el Cantar. Esto sólo por poner un ejemplo, porque hay docenas de “errores” similares en lo relativo a personajes, anacronismos, etc. La Crónica Najerense, a finales del siglo XII recogió parte de estos u otros cantares populares, por lo que también heredó varios de sus yerros.

Y ésta, junto los cantares, a su vez sirvió de fuente a Alfonso X para sus Crónicas, con lo que los errores se convirtieron en “historia oficial” de la Corona de Castilla y, con el tiempo, de España. Añádase el innegable atractivo literario y romántico del Cantar de Mío Cid y del Cantar del Cerco de Zamora, y la leyenda se convierte en esa Historia indiscutible que se enseña hoy en día en nuestras escuelas.

Por poner un paralelismo empleado por una amiga, es como si en un futuro lejano los historiadores estudiasen la época actual únicamente a través de la prensa del corazón”. (mas información en http://corazonleon.blogspot.com/2007/07/el-hroe-del-cerco-de-zamora.html).

Desde el Colectivo de Ciudadanos del Reino de León nos felicitamos por este nuevo paso en pro de la restauración de la historia de León. Ahora que estamos a las puertas de la conmemoración del 1100 aniversario del Reino de León, resulta alentador comprobar como poco a poco la verdad sobre nuestra historia va saliendo a la luz.

Que Zamora considere a Bellido Dolfos héroe en vez de traidor (como se había venido considerando hasta ahora) es una grandísima noticia para la historia de León y de sus personajes mas importantes.

Ciudadanos del Reino de León 24/06/2009

5 comentarios:

Un zamorano dijo...

Que intenten cambiar el nombre de esa puerta es otra gilipollez a la que nos tienen acostumbrados los políticos zamoranos. A esa puerta se le va a seguir llamando de la Traición porque es a lo que estamos acostumbrados en Zamora. Es como cuando cambiaron el nombre de la calle del Riego durante el franquismo, que la gente la seguía llamando calle del Riego y una vez cambiado de nuevo ya nadie se acuerda del nombre "postizo".
Que los políticos se ocupen de la actualidad y de la MISERIA de Zamora y dejen de debatir si un personaje de hace cientos de años era un traidor o un leal.
Que por cierto, manda narices ue el señor Mateos sea profesor de historia, porque se salta a la torera una regla fundamental a la hora de ser historiador: No dar valoraciones personales. Un historiador ha de contar investigar los hechos, no decir quién era "bueno" y quién era "malo". Si quiere cambiar el nombre que la llame puerta de Bellido Dolfos.Pero claro, el meterse en política hace que la balanza se incline hacia el lado de la manipulación en vez de el de la objetividad.

Xana dijo...

Vraeiramente dalgunos tien lu que merecen!!! anque gracias a Dious nun tolos zamoranos agachan la tiesta y aceutan la hestoria que yes cuentan los invasores.

Nun séi si yeres en rialidá zamoranu peru creigu que, séyaslu ou non, lu que te fai falta ye lleere un poucu d'hestoria ya usare la tiesta pa dalgu más que pa peinate.

Bellido Dolfos fizu lu que tinía que facere un vasallu cul sou siñor (nesti casu siñora) defendelu escontra'l invasor.

Esa aición nun merez que los zamoranos de guei, chamenye traidor cuandu tá nidiu que fou un home d'honor.

En cuantu la miseria autual de Zamora, ye verdá, hai que solucionalu peru ¿nun yeres cosciente que la responsabilidá ye de lus mesmos que cuantayá?

Lluis de Zamora dijo...

Yo también soy zamorano y no veo nada negativo en esta decisión del Ayuntamiento. Vaya comparación más ridícula: el nombre que pusieron los franquistas a una calle con el nombre que han decidido por unanimidad los representantes elegidos democráticamente por los zamoranos. Vamos, es que es igualito. Además ese portillo tuvo el nombre de un santo -como casi todos- hasta que en la estupidez del siglo XIX se empezó a llamar así. ¿Qué es eso para una ciudad de historia mileneria? Nada.

Que la miseria de Zamora hay que solucionarla, claro hombre, es que una cosa no quita lo otro. Lo primero que tiene que hacer un pobre para dejar de serlo, es tener dignidad, sólo el que tiene dignidad es capaz de luchar. Y no hay cosa más indigna que llamar traidor a uno de los mayores héroes que hemos tenido, que con su acción nos libró de los invasores castellanos.
Una cosa es decir quien es bueno y malo, y otra cosa es decir que Bellido era un traidor. No era ningún traidor, porque era de las tropas zamoranas, cumplia órdenes y realizó una acción que supuso la victoria de Zamora, con lo cual, objetivamente no es un traidor. La traición se la inventó el Romancero castellano doascientos años después de estos hechos. Restablecer la figura de Bellido acabando con la manipulación política que realizó Castilla es una tarea de precisión histórica. Así Mateos ha hecho lo más grande que podía haber hecho como historiador.

Dignidad y respeto para Zamora.

Historiador y Zamorano dijo...

No habéis entendido en absoluto lo que ha querido decir el del primer comentario. Yo soy historiador y coincido, ponerse a debatir sobre si alguien que vivió hace cientos de años era un leal o un traidor es de un auténtico catetismo propio de los nacionalismos más absurdos.
¿Por qué a Bellido Dolfos hemos de considerarlo nosotros, los españoles del siglo XXI, un leal?, ¿leal a quién le dio las órdenes?, pues sí, pero traidor respecto a quien asesinó. Nosotros ya no tenemos nada que ver con ninguno de los dos lados, así que ni traidor ni leal.
Y es cierto, el señor Mateos parece que aprendió poco en la facultad si se atreve a hacer valoraciones así. Típico de las manipulaciones de los políticos.
De todos modos lo más absurdo de todo es que esa puerta ni siquiera es la que se dice que es.

Xana dijo...

Para "Historiador y Zamorano" (?) unas cuantas preguntas desde el sentido común:

Si es una gilipollez discutir sobre si Bellido Dolfos era un héroe o un traidor ¿por qué se enseña que fue un traidor?

Si es como dices, supongo que también será una gilipollez discutir sobre si El Cid era un noble caballero o era un mercenario ¿no? En ese caso ¿por qué se enseña que fue un héroe?

Nunca ví que se contaran los hechos escuetos y se dejara la decisión al raciocinio de los alumnos por lo que si unos pueden dar sus opiniones (en estos dos casos los castellanos) otros pueden rebatirlas (en ambos casos los leoneses).

¿No será Ud. quien no quiere entender nada y trata de desvirtuar un hecho histórico y su reivindicación con el marchamo de "nacionalismo cateto"?

Supongo que el juez Federico Acosta, natural de Jaén, sería también un "nacionalista cateto" puesto que escribió su "Proceso a Bellido Dolfos", defendiendo la tesis contraria a la oficial, tarea en la que ha continuado su hija Carmen.

En cuanto a calificare como "asesinato" la muerte de un atacante en una guerra iniciada por el invasor, ya dice bastante de la imparcialidad del historiador que así lo califica.

Y por último, me temo que quien no entendió absolutamente nada de todo esto fueron Ud. y el primer comentarista.