jueves, junio 21, 2012

Cuandu las barbas del vicín ...

Nestos cabeiros tiempos, tou viendu y sintiendu qu'ente'l sofitu mayoritariu a los mineiros, apaecen opiniones desemeyadas sobru la xusticia las suas reivindicaciones.

Ye verdá que pa los gustos tán los colores y que caún puede pensare lu que más ye pete peru lu que braeiramente nun sou quien a pescanciare ye que naide que nun seya un capitalista de la talla de Botín ou similar, puea escribire la frax darréu:

"Prefiero estar en paro que ver cómo extremistas y radicales fanáticos como tú arrasan con mis seres más queridos. Cuando los mineros dejen de mirarse el ombligo y vean cómo los otros 5 millones de parados no se comportan como terroristas por no tener trabajo entonces, y sólo entonces, hablaremos del drama del desempleo y buscaremos soluciones. Hasta entonces, ojalá los antidisturbios les arréen como es debido."

Ou la portada d'ABC de van poucos días cuna pallabra "INTOLERABLE".

Cumu dicía un collacio nel Facebook: "¿INTOLERABLE??? ¿Es intolerable defender un puesto de trabajo y el futuro de miles de familias? ¿Es intolerable pedir que no apliquen un recorte tan drástico? ¿Es intolerable protestar?.... INTOLERABLE es que nos tengan que hacer un "préstamo millonario, INTOLERABLE es soportar una reforma laboral que merma nuestros derechos, INTOLERABLES son los recortes en sanidad y educación, INTOLERABLE es invertir una cantidad desproporcionada para salvar un banco, INTOLERABLE es como se apropian de un dinero venido de Europa para garantizar el futuro de la minería y que de repente se esfuma. Eso si que es INTOLERABLE señores ¿qué pretenden, que además nos quedemos callados?????"

Y lu que ye mueitu más increyible son dalgunas xentes qu'aproveitan la situación pa insultare a tolos que sofitamos la llucha mineira, chamándunos "terroristas" mientas tratan d'aterrorizanos falandu "del 36" y, miyor aún, "antihespannoles" mientas son eillos los que sofitan la dependencia enerxética d'Hespanna de l'esterior.

¿Cúmu ye pusible qu'esas presonas nun seyan quienes a pescanciare que tamos nel intre que tan bien describiera, en 1946, Martin Niemöller (Lippstadt, Renania del Norte-Westfalia, 14 de enero de 1892 – Wiesbaden, Hesse, 6 de marzo de 1984) y que vos copiu eiquí pur si daquién nun s'alcuerda.

Solu asperu que nesti país (el llïonés) onde nestos cabeiros tiempos caún solu s'alcuerda de la solidaridá cuandu tá pidiendula (¿onde quedorun las nuesas costumbres, las nuesas facenderas y el sofitu ente tolas estayas la sociedá llïonesa? ¿onde ta l'espíritu de los nuesos antepasaos astures?), nun tengamos d'arrepentinos diciendu: "Cuandu vinon a buscame, nun había naide más que pudiera protestare".

Peru nun esqueicemos que "cuandu las barbas del vicín veyas quemare, pon las túas a remoyare".


Cuando los nazis vinieron a llevarse a los comunistas,
guardé silencio,
porque yo no era comunista,

Cuando encarcelaron a los socialdemócratas,
guardé silencio,
porque yo no era socialdemócrata,

Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas,
no protesté,
porque yo no era sindicalista,

Cuando vinieron a llevarse a los judíos,
no protesté,
porque yo no era judío,

Cuando vinieron a buscarme,
no había nadie más que pudiera protestar.

Martin Niemöller
(Lippstadt, Renania del Norte-Westfalia, 14 de enero de 1892 
Wiesbaden, Hesse, 6 de marzo de 1984)

No hay comentarios: