miércoles, marzo 26, 2008

Plataforma pula recuperación Val de Riañu

Deixuvos eiquí'l manifiestu que finu de recibire de la plataforma pula recuperación del Val de Riañu. Creigu que tras tolas mentiras conas que ficionun este atentáu escontra'l pueblu llïonés y escontra la naturaleza, el glayíu de "Tarde o temprano, Vaciaremos el pantano" ye la miyor rimpuesta que podemos que podemos dare.

MANIFIESTO

Riaño fue una gran mentira, que tiene, aún hoy en día, unas consecuencias nefastas, lo cual no se quiere ver. Como mentira que fue se quiso, y se quiere, tapar con otras falsedades, y luego con otras y con montajes de diversa índole para que no se note la gran mentira que fue. Y sobre todo que se hable de ello lo menos posibleDebemos analizar la realidad desde entonces y ver que desde que se hizo el embalse se ha ido de mal en peor, el cual, no lo olvidemos, se anunció como motor de la economía provincial, como fijación de población en los pueblos, como impulsor del desarrollo de la provincia. Desde aquel fatídico 18 de Julio de 1987 la provincia ha perdido población, y cada año que pasa más. Los pueblos cada vez van quedando más despoblados.

Su índice de desarrollo ha pasado de las diez primeras a la cola de las provincias españolas. Las inversiones estatales crecen pero sus resultados son nulos. La rentabilidad por euro invertido es la mínima de España. Ha aumentado el paro. Se hacen campañas con promesas que nunca van se van a cumplir, más cuando se anuncia desde Europa que se va a tener que pagar el agua para los regadíos, que en el 2009 se elimina el pago único a los agricultores, a la vez de otras medidas necesarias.

Se apuesta por el biocombustible sacado de su contexto excedentario este modelo de producción energética, lo cual va a traer aún más la ruina a esta provincia y al sector agrario. Se ponen dos centrales de transformación bioenergética, cuando en el resto de España se ha demostrado que no son rentables. Por otra parte hace más de veinte años se evitó que en Valencia de don Juan se colocara una central nuclear.

La razón fundamental para no hacerla finalmente fue que el agua del Esla no estaba regulada. Necesita una corriente continúa, para el enfriamiento de la misma y sus sistema de funcionamiento. Ahora se quiere hacer ver la necesidad de construir nuevas centrales nucleares, a través de una información sesgada e incompleta del problema de las emisiones de CO2 respecto al cambio climático.

Solucionado el problema técnico el proyecto puede volver a salir a la luz, ¡ojo!. La única solución a la crisis de nuestra provincia y que se desarrolle sobre parámetros de modernidad económica es vaciar el embalse de Riaño, el cual cada año que pase va a tener menos agua, debido a los cambios de las condiciones meteorológicas en su entorno (no confundir clima con meteorología como suelen hacer muchos expertos).

Recuperar el valle de Riaño y sus ocho pueblos es una exigencia para lograr un progreso sostenible e impulsar una economía basada en una explotación ecológica de bosques y producción de Oxígeno, así como crear las condiciones meteorológicas necesarias para una pluviosidad acorde a las necesidades del campo y el hábitat de la zona.

Cuando Riaño emerja volverá a ser el corazón de una comarca, de una provincia que se ha quedado sin latido, sin vida desde entonces. Será el renacer de la ecología como centro de una nueva economía y sociedad. En ello estamos.

1 comentario:

agustín lasai rodríguez dijo...

Gracias xana:
caldero a caldero, sin desfallecer y siempre con ánimo lo haremos...¡VACIAREMOS EL PANTANO!
Un beso compañera.