miércoles, octubre 12, 2011

Unamuno, Outubre y 12, 1936

¡Éste es el templo de la inteligencia! ¡Y yo soy su supremo sacerdote! Vosotros estáis profanando su sagrado recinto. Yo siempre he sido, diga lo que diga el proverbio, un profeta en mi propio país. Venceréis, pero no convenceréis. Venceréis porque tenéis sobrada fuerza bruta; pero no convenceréis, porque convencer significa persuadir. Y para persuadir necesitáis algo que os falta: razón y derecho en la lucha. Me parece inútil pediros que penséis en España»

(Miguel de Unamuno en la Universidad de Salamanca 12 de octubre de 1936, rodeado de amigos...)

No hay comentarios: