lunes, septiembre 22, 2014

Leonesa

Leonesa, leonesa
¿no eras tú la que decías
qu'en llegando los de Astorga
con ellos te casarías?

Los de Astorga ya llegaron
con ellos no te has casado,
anda y que dirá la gente
solterita te has quedado.

El amor del forastero
es como la golondrina
que cuando acaba el verano
a su tierra se encamina

La piedra que mucho roda
no vale para el cimiento,
y el galán que mucho ronda
no vale pal casamiento.

Si supiera que cantando
daba gusto a mi morena
toda la noche cantara
y a la mañana durmiera.

Allá va la despedida,
y en la despedida un ramo
con letras de oro que dicen:
¡Vivan los que están bailando!

No hay comentarios: